Paula llega a nosotras con 13 años lleva gafas con hipermetropía y astigmatismos altos. Sus padres están preocupados por su bajo rendimiento escolar, pasa muchas horas estudiando, se esfuerza y, sin embargo, el resultado es bajo.

Le hicimos un examen visual completo y en la parte de rendimiento vemos que tiene un “ojo vago”, ambliopía con el que ve menos del 5%. No ve en 3D. Además sus movimientos oculares son poco precisos, su capacidad para converger y divergir están alteradas y enfoca fuera del plano donde mira.

Comenzamos el tratamiento con fototerapia y después se han hecho sesiones de terapia visual junto con el trabajo de casa. Paula y su familia han sido muy constantes en el proceso.

Después de 1 año de tratamiento Paula tiene 3D, sus agudezas visuales están más equilibradas ( 100% y 90%) así como los movimientos oculares y las habilidades de coordinación de ojos.

Ahora disfruta viendo el volumen de las nubes, los ladrillos y las piezas que tiene que dibujar en la asignatura de dibujo técnico. Aprender es más fácil, ahora es totalmente autónoma a ese nivel. Se muestra más habladora y con más ganas de socializar.