Tengo 48 años y soy profesora de Pilates. Tengo miopía y debido a mi edad, en la óptica no sabían darme la solución a mis problemas de visión, no querían sacrificar mi vista de cerca, pero cada vez veía peor y en mi trabajo cada vez me repercutía más…

Gracias al estudio exhaustivo que «Amplía tu visión» me realizó, mis ojos han aprendido a utilizar sus herramientas.

Marival Casero, gerente del centro me realizó un examen minucioso de mis capacidades visuales. Todo con una gran profesionalidad, paciencia y simpatía al mismo tiempo. En tan sólo dos semanas ha conseguido que mi cerebro ordene a mis ojos trabajar correctamente. Ahora doy mis clases con mucha más seguridad y en el resto de planos de mi vida me encuentro mucho mejor.

¡Gracias Marival Casero por tu excelente trabajo!!