Mi hijo tiene cuatro años con una malformación de nacimiento y lesiones cerebrales debido a la malformación. Esas lesiones cerebrales le han afectado a la vista, a nivel motor y neurológica mente.

Mi experiencia sobre el uso de las gafas de prismas en mi hijo es el siguiente:
Se adaptó enseguida a las gafas , al poco tiempo empezó a hablar más y motor mente evolucionó bastante,se encuentra más seguro con ellas ya que le amplía su campo visual y calcula también mejor las distancias.
Por lo tanto este tipo de gafa es súper positivo para su evolución.