Mi hija empezó con problemas de visión hace 2 años. Empezó diciendo que no veía bien de cerca y de repente en unos días llegó diciendo que tampoco de lejos.

Algo bastante raro para una niña de 9 años. Inicié una carrera llena de obstáculos porque iba a la óptica y me decían que no tenía nada en la vista y en el hospital con los oftalmólogos que la niña estaba bien.

Mi hija seguía con molestias en los ojos y después de acudir varias veces a la óptica de confianza me hablaron de Marival y  su centro Amplia tu Visión.

Me puse en contacto con ella y tengo que decir que desde que mi hija empezó un tratamiento con ella, ha mejorado su visión, su autoestima y las notas del cole.

Sólo tengo palabras de agradecimiento para Marival y Cristina.

Son unas chicas encantadoras y siempre dispuestas a buscar soluciones al problema que se les propone. Sólo tengo palabras de agradecimiento para ellas.

Carta de Lucia